fbpx

15-4 (2) Cuestiones prácticas

Cuestiones prácticas: ¿Cuánto debería uno dormir?

B.K.S. Iyengar

Tres o cuatro horas de sueño son suficientes para sentir refrescados la mente y el cuerpo y al mismo tiempo estar activo tan pronto como uno se levanta. Pero, estas tres o cuatro horas de sueño, deberían ser profundas y sin perturbaciones. Si el sueño se ve perturbado, a uno le entran ganas de quedarse en la cama por más tiempo. Una mediana de seis horas es suficiente para recuperarse de la presión del día.

 

Los practicantes de yoga deberían irse a la cama temprano, y levantarse también temprano para practicar pranayama cuando la atmósfera está limpia. Aquellos que cenan copiosamente o muy tarde sufrirán de sueño interrumpido. Es mejor comer menos por la noche para que no se interrumpa el sueño. Beber mucha agua por la noche le mantiene a uno en vela.

Los que tienen constitución kapha (flemática) duermen más; los que la tienen vata (viento) sufren de sueño perturbado, mientras que los que tienen constitución pitta (bilis) tiene un sueño mediano.

El sueño es una de las modificaciones de la consciencia. La consciencia en el sueño está en un estado inerte donde un pierde el sentido de la existencia. El sueño tamasico es pesado y apagado; el rajasico es perturbado. El sattvico es firme y sin sueños. Aporta la sensación de ligereza, luminosidad y frescura. El sueño perturbado le convierte a uno en perezoso, y se da vueltas en la cama. El sueño después del alba le convierte a uno en perezoso. Una persona perturbada o enferma puede que no duerma sólidamente.

El principio de la mañana, antes de que se levante el sol, es considerado auspicioso y se conoce con el nombre de brama muhurtam. Este tiempo debería ser utilizado para estudios espirituales y sadhanas auspiciosas, como las de yoga. Como practicantes no podemos desperdiciar este tiempo precioso y auspicioso.

Acostarse y levantarse temprano es la única forma de controlar el sueño. Asanas como Salamba Sirsasana, Salamba Sarvangasana, Alazana y Setubandha Sarvangasana inducen un sueño profundo que también ayuda a reducir las horas de sueño necesarias. A alguien que lleve una vida regular, disciplinada y limpia, dormir o no dormir no le preocupa.

Aclarando malentendidos: se necesita una respiración rápida y profunda para fortalecer el corazón.

B.K.S. Iyengar

Hoy dos tipos de ejercicios. Los irritantes y los estimulantes. Es una creencia paradoxal que el jogging estimula el corazón. Durante el jogging, los ventiladores, los pulmones, no pueden respirar profundamente y la respiración se acorta. Sólo los pulmones superiores se usan en el jogging y por lo tanto el bombeo del corazón se incrementa, por eso se cree que con el latido más rápido la sangre fluye en las arterias congestionadas. Pero, ¿a qué coste y tensión?

El incremento en el ritmo del corazón ayuda a los vasos sanguíneos a bombear y limpiar el área bloqueada, pero ¿estimula eso el corazón? La estimulación y la irritación están en polos opuestos. O sea que le conviene al corazón del paciente decidir y tener en cuenta o no el consejo de quienes no tienen problemas de corazón. Estoy seguro que los cardiólogos tienen cuidado en aconsejar a sus pacientes.

El jogging es una teoría ilusoria.  Se hace creer a la gente que incrementa el bombeo del corazón y por tanto es estimulante. Al contrario, el corazón se irrita porque hay movimientos inadecuados en el diafragma que hacen que la respiración se mueva a un nivel periférico.

Os ruego que no sigáis con la esta falsa idea de que el jogging estimula y vigoriza el corazón. Quizás estimula el cerebro, pero no el corazón. El jogging cansa y agota al que lo practica. Jadea para respirar y se siente sediento, se va a una tienda, compra un refresco y se lo toma.

Cuando se corre o hace jogging, el diafragma se aprieta y endurece. Por la acción del diafragma, la respiración se vuelve rápida y el corazón bate rápido, pero ¿significa eso que el corazón haya limpiado los bloqueos? De hecho, es el cerebro y las piernas los que se calientan y cansan.

La aorta se bifurca: una parte se dirige al cerebro, la otra hacia el tronco. Correr produce calor en el cerebro y en las piernas, por lo que uno piensa que la circulación ha aumentado. ¿Qué efecto tiene en las células del cerebro? ¿Y qué efecto tiene la respiración trabajosa? Por tanto, estoy completamente seguro que correr y hacer jogging no es adecuado para pacientes cardíacos.

Tomad por ejemplo el sistema metabólico. La gente joven tiene un potencial tremendo para recuperarse rápido, pero no así los adultos, que dependen del sistema catabólico. Los mayores tienen que vivir de la energía en el cuerpo, sea la que sea, para mantener la salud y la felicidad. Es por esto que se dice que la vida empieza a los cuarenta y no antes, porque el cuerpo puede mejorarse antes de los cuarenta; después, puede sólo mantenerse. Cualquiera que sea la energía defensiva y fuerza que uno tiene, la debe ahorrar y vivir de ella. Si comprendéis que lo que da vigor estimula, y lo que no da vigor no sólo no estimula sino que irrita, entonces podréis juzgar por vosotros mismos si el jogging es bueno o malo.

Por desgracia, ni la ciencia médica ni el hombre de calle reconocen al yoga porque no saben mucho de él.  Si uno debe mejorar la circulación y limpiar el corazón, debe saber qué asana estimula el corazón sin irritarlo. Puede que no transpiréis tanto haciendo una asana como cuando hacéis jogging. Aunque lo haya ya mencionado antes, dejadme repetir que los estiramientos hacia atrás, las inversiones y ciertas asanas supinas estimulan el corazón.

Por tanto dejo en vuestras manos decidir si preferís los movimientos físicos como el jogging o escogéis los ejercicios fisiológicos-orgánicos que se dan en las listas de asanas.

Para mi el período experimental terminó. Me he encargado de centenares de casos y estoy seguro de sus beneficios. Pero es vuestra la tarea de juzgar, no mía.

Por tanto, convertiros en practicantes de yoga, comparad y juzgad. ¡He tratado tantos casos de las llamadas peores enfermedades de corazón, y  he conseguido que vivan tranquilos y felices!

Asanas que estimulan el corazón

1) savasana con cojín y manta 2) supta virasana 3) supta baddha konasana 4) savana con bolsters en X 5) adho mucha svanasana 6) purvottanasana 7) ardha chandrasana 8) prasarita padottanasana 9) sirsanana en la cuerda 10) Sirsasana con soporte en los hombros 11) adho mucha vrikshasana 12) pincha mayurasana 13) ustrasana 14) urdhva dhanurasana 15) dvi pada viparita dandasana 16) sarvangasana 17) setu bandha sarvangasana 18) paschimottanasana con la cabeza sobre ladrillos 19) uttanana sobre soporte alto 20) sharapanjarasana

Después, haced savasana con viloma pranayama para relajación total.

Fotografía: Guruji mostrando los beneficios de una práctica correcta en un paciente cardíaco.


© 2019 Espai de ioga Girona Rambla de la Llibertat, 6, 4 | 17004 Girona david@espaideioga.cat | +34-655341258