fbpx

16-2 (2) Celebraciones en Pune

Abundancia de celebraciones en Pune

Rajvi H Mehta

Ni dar empobrece, ni acumular enriquece.

Muchos de los hoteles alrededor del Instituto de Pune estaban ya reservados para el 14 de Diciembre del 2008 desde Diciembre del 2007. Los estudiantes de Yoga Iyengar no tenían ni idea de qué tipo de celebraciones serían organizadas en ocasión del 90 aniversario de Guruji pero querían asegurarse de estar presentes para recibir las bendiciones de Guruji y poder expresar su amor, cariño y gratitud a él para este día auspicioso.

Durante el primer cuatrimestre del 2008 llegaron muchas sugerencias, puntos de vista y opiniones sobre cómo se podría celebrar esta ocasión memorable, pero hubo consenso en un punto: no se le pediría a Guruji que enseñara, como había hecho en las celebraciones de sus 85, 80, 75 y 70 aniversarios, y en aniversario de plata del RIMYI. Guruji ha vivido en su cita "Dar no empobrece, y acumular no enriquece", y nos ha estado dando constantemente. Esta vez, no deberíamos presionarle sino que debería disfrutar de las celebraciones.

Se decidió hacer una celebración durante un corto fin de semana. La búsqueda empezó con el programa que se adecuase mejor a la ocasión. Se decidió un programa basado en música, teatro, danza y una película india para darle especial relieve.

Las celebraciones empezaron en Pune con rituales Védicos y rezos en el 10 de diciembre, el aniversario de Guruji según el calendario hindú, seguido de una comida con muchos platos hospedada por la familia de Guruji. Una exposición titulada ‘Guruji' fue inaugurada por la tarde y se abrió al público. Se hicieron también muchos recuerdos, como camisetas, sudaderas, cuadernos,  pósters y bolsas, que se vendieron para la ocasión.

El día siguiente fue una charla estimulante de Geetaji  sobre la Bhagvad Gita. ¡Casi 900 personas de 26 países, representando Norte y Sudamérica, África, Asia  y Australia fueron presentes!

El 12 y 13 de diciembre se reservaron para las artes, empezando con la premiére de la película sobre Guruji, "Leap of Faith". El Pundit Hari Prasad Chaurasia, el mundialmente renombrado flautista no sólo ‘actuó', sino que ofreció su puja, a la divinidad que él vio en Guruji. Dos horas fueron pocas para esta actuación emocionante. El día 2 hizo que los practicantes se diesen cuenta de los puntos en común entre la danza y el yoga. De hecho, la fuente de natya sastra (danza) y yoga sastra es Lord Shiva, pero Ms. Mandakini Trivedi descubrió la armonía entre las dos con fluidez, antes de la actuación encantadora de Mohini Atam. La tarde terminó con una intensa actuación de "El profeta" de Khalil Gibran por el aclamado actor y estudiante de Yoga Iyengar Naseerudin Shah, con toda su compañía.

La velada terminó con una exhibición de yoga por niños de Mumbay, acertadamente llamada ‘El poder de la inocencia'. 20 niños de diferentes clases de yoga de la ciudad, y en especial de escuelas para niños con dificultades de aprendizaje y niños huérfanos, se unieron para hacer una ofrenda a Guruji dando una exhibición de 90 asanas afinadas a temas musicales, seguido de su explicación de todo lo que han aprendido durante sus sesiones prácticas.

Además de todas las emociones y dichas de moldear el cuerpo en varias posiciones a semejanza de animales, pájaros y figuras geométricas, los niños dieron a conocer cómo los diferentes tipos de asanas han desarrollado en ellos una variedad de cualidades como disciplina, presiones, estabilidad, concentración, determinación, la habilidad de soñar y el coraje de convertir esos sueños en realidad, la habilidad de controlar el enfado, la calma, la resistencia, la atención persistente, la estamina, la resistencia y, sobre todas, la humildad. Fue inspirador ver la determinación con la que algunos de estos niños aguantaron hasta 3 minutos en posturas como Bakasana y Bhujapidasana.

El 14 de diciembre del 2008 fue muy especial. Algunos de los estudiantes más veteranos de Guruji narraron sus pruebas y tribulaciones, las dificultades que Guruji afrontó para llevarnos el yoga. En este día, Geetaji reconoció las contribuciones y devoción de algunos de los estudiantes antiguos, como Colly Dastoor, Ratan Shah, Pandurang Rao y, más tardíamente,  Omprakash Mishra.

El corto discurso que Guruji pronunció fue emocionalmente tan cargado que llevó lágrimas a los ojos de muchos de los presentes, cuando nos llamó sus hijos, inundado de amor hacia nosotros.

Dos días más tarde, el grupo, más pequeño, se dirigió hacia otro tipo de festín cultural: un tour por el Sur de la India. La mayoría de los participantes voló hasta Bangalore, pero unos 70 se inclinaron por tomar las 18 horas de tren. Gracias al Sr. Ñandú Pawar, un compartimiento especial en el tren fue organizado para este grupo.

271 personas de 18 países se hospedaron en 160 habitaciones y viajaron en 9 autobuses durante 3 largos días desde las 6 de la mañana hasta la medianoche. Sus edades estaban comprendidas entre los 11 y 12 años de los hijos que acompañaban a sus padres hasta los 90 años de los estudiantes más veteranos. El plato fuerte de cada comida fue la compañía de Guruji, que no faltó en todo el viaje incluso en horas intempestivas.

El tour de tres días empezó con una visita a Bellur - los templos, la escuela, el hospital-, todo con  las presentaciones confiadas de los niños. Las palabras y fotografías no pueden reflejar plenamente la satisfacción en los ojos del grupo de ver la extensión del trabajo conseguido en Bellur en tan poco tiempo. El día 2 consistió en una larga conducción hasta los templos de Bellur-Halleibidu y el día 3 en una visita al palacio de Mysore. Podríamos haber pasado muchas más horas en estos sitios observando las intricadas esculturas, pero esta ocasión más bien una sinopsis.

Nuestros entusiastas conductores de autobús y tour operadores incluso nos llevaron a visitar el yogashala donde Guruji fue iniciado al yoga. Todos fuimos como una fiera con la cámara e imaginación, tratando de imaginar cómo fueron dirigidas aquí las clases 70 setenta años. Las cámaras dispararon animadamente los flashes. Una conversación casual con Guruji durante la comida nos hizo dar cuenta que no era ése el yogashala, sino que estaba  en otro lado del pueblo. De nuevo, los buses se embarcaron en la misión de buscar el yogashala y la escuela de Sánscrito de Guruji estudió.

El gran acontecimiento, el gran grupo y el programa febril se fueron sucediendo sin un solo problema. Los mayores, cronológicamente, del grupo, disfrutaron de cada momento como niños. Muchas ‘gracias' y reconocimientos fueron para la excelente organización. Pero todo fue posible gracias a los lazos fuertes y la cooperación entre los participantes. Los estudiantes cumplieron las palabras de Guruji, ‘el yoga organiza a los estudiantes'.

Fue como un encuentro familiar, donde cada miembro ayuda un poco para resolver las dificultades antes de que se presenten. La atmósfera fue colmada de celebración y felicidad.

El momento más emocionante fue el último día. Habíamos vuelto al hotel de Bangalore a las 10:30 de la noche. Estábamos cansados, a punto para cerrar el día. Pero nos dijeron que Guruji venía al hotel para despedirse. El coche que le acompañaba tuvo algunos problemas y se retrasó. Aunque queríamos despedirnos encanecidamente, nos preocupaba que Guruji tenía hora y media de vuelta antes de poder descansar. Después de una cena rápida, cerca de medianoche, Guruji nos agradeció profusamente por haber visitado su pueblo nativo y haberlo acompañado en el viaje. Fue un momento tan emocionante que se convirtió incluso en religioso, al expresar todos nuestra gratitud y cantar espontáneamente las invocaciones al Gurú.

Este reportaje sería incompleto sin expresar nuestra gratitud al Sr. Raghu, Sr. Ramesh y Sr. Narayanan de Bangalore, que silenciosamente trabajaron detrás de los focos para planear y organizar este memorable tour.


© 2019 Espai de ioga Girona Rambla de la Llibertat, 6, 4 | 17004 Girona david@espaideioga.cat | +34-655341258